Ecuador: Nuevo reglamento para Cooperativas de Ahorro y Crédito

La reforma reconoce la naturaleza social de estas entidades, pese a que aún falta definirse la ley.

El 29 de diciembre de 2009, el presidente de la República, Rafael Correa, firmó el Decreto Ejecutivo 194 en el que establece un nuevo reglamento para las 38 cooperativas de Ahorro y Crédito controladas por la Superintendencia de Bancos y Seguros a nivel nacional.

Sin embargo, hasta que no sea publicado en el Registro Oficial se aplica el Decreto 354, que está vigente desde el gobierno de Alfredo Palacio, en 2005.

Entre uno de los principales cambios consta que ahora se conformará un solo certificado de aportación entre los socios lo que no se hacía antes, pues se manejaban de forma individual. Este será parte del patrimonio lo que permitirá tener un desarrollo acelerado, expresó Edgar Peñaherrera, director ejecutivo de la Asociación de Cooperativas de Ahorro y Crédito controladas por la Superintendencia de Bancos y Seguros (ACSB).

“En el reglamento anterior se aislaban los certificados de aportación, con lo que se los debilitaba. Cambiar esto es un gran logro”, detalló Peñaherrera.

Así también, con el nuevo reglamento, las cooperativas tienen un marco normativo hasta que se apruebe la ley que regule el sector financiero popular y solidario, y se cree un organismo de control autónomo, específico y diferenciado como lo manda la Constitución vigente.

La asociación representa a más de dos millones y medio de socios, que manejan 1.900 millones de activos, que son los beneficiados con los cambios realizados, especialmente en el régimen económico.

Según Rodrigo Aucay, presidente de la Red Nacional de Economía Popular y Solidaria (Renafipse), lo principal de la reforma es que se reconocen los principios cooperativos y de economía solidaria.

“Lo que se ha hecho es una corrección que mejora el desempeño social porque antes las cooperativas solo daban un servicio financiero, liderados por un decreto que se aplica a los bancos”, dijo el titular de la Renafipse.

Sin embargo, para el ex intendente de Bancos, Alejandro Maldonado, no todo es positivo en esta reforma.

“Es cierto que reconocer la naturaleza del cooperativismo es un beneficio, pero el problema surge en la institución de control que antes era controlada por el Comité de Vigilancia o Auditoría, que es un organismo especializado que hacia una auditoría permanente de la institución y rendía su informe a la Superintendencia de Bancos, mientras que ahora se hará un Consejo de Vigilancia que realizará una inspección anual, en que entregará su informe a la asamblea de socios”, indicó Maldonado.

El ex funcionario explicó que no todos los socios son expertos en cooperativismo y menos en asuntos financieros, por esto se estaría retrocediendo en este punto.

Pero Sergio Guevara, gerente general de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Construcción, Comercio y Producción, no comparte dicha opinión.

Guevara resaltó que el Comité se encargaba de hacer un seguimiento “pesquisable”, sobre todo, cuando la naturaleza de las instituciones tienen un carácter más social.

Adicionalmente, Maldonado hizo una observación a la forma de calificación que se otorga a los representantes de la cooperativa.

“Antes se exigía que las personas en altos cargos tengan un título académico de tercer nivel, mientras que ahora se abre la posibilidad de que a estos cargos puedan acceder quienes tengan cuatro años de experiencia en estas entidades”, destacó.

El nuevo reglamento está basado -según Peñaherrera- en una propuesta que entregó la ACSB al ministro coordinador de la Política Económica, Diego Borja, y este a su vez lo presentó al presidente Rafael Correa, el 6 de marzo del año pasado.

Pero un tema en el que coinciden tanto expertos como representantes de cooperativas es en la necesidad urgente de que exista una ley, que debe ser aprobada por la Asamblea Nacional.

“Lo positivo es que existe la apertura por parte de los ministerios para elaborar una ley que favorezca a la economía popular y solidaria”, dijo Aucay.

Por su parte, Peñaherrera señaló que seguirán luchando para que el siguiente logro sea la Ley del Sector Financiero Popular y Solidario.

Este punto -según Maldonado- es lo que justamente se necesita para que las cooperativas de Ahorro y Crédito tengan un tratamiento diferente al de las instituciones bancarias, que son más rigurosos y estrictos.

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada